Hospital El Angel CITA 951 955 400  |  Clínicas Rincón CITA 951 000 100 Contactar

Cirugía mínimamente invasiva del pie

 

¿Qué es la cirugía mínimamente invasiva?

En el sentido estricto, el concepto de cirugía mínimamente invasiva (Minimally Invasive Surgery = M.I.S.) está en constante evolución. Las técnicas menos invasivas (Less Invasive Surgery = L.I.S.) ya se vienen utilizando en Cirugía Ortopédica y Traumatología desde hace más de 40 años, con las artroscopias de rodilla.

Con las intervenciones quirúrgicas mínimamente (MIS) o menos agresivas (LIS) evitamos seccionar de manera significativa la musculatura y por lo tanto evitamos el sangrado excesivo, la necesidad de reconstrucción de los tejidos y, por ende, se controla mejor el dolor.

¿Cuáles son sus orígenes?

La idea de intentar disminuir la agresión quirúrgica de los tejidos blandos, ante cualquier actuación del médico se popularizó en EEUU a partir de 1990. Sus impulsores fueron los cardiólogos y radiólogos vasculares para disminuir las complicaciones relacionadas con exploraciones y tratamientos sobre arterias coronarias. Posteriormente esta idea ha ido ampliando sus aplicaciones hacia la cirugía del pie, la cirugía de columna, la cirugía artroscópica de cualquier articulación y, últimamente, hacia el tratamiento de las fracturas.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene la cirugía mínimamente invasiva?

Ventajas:

  • Disminuye el trauma de partes blandas (músculos, tendones, cápsula articular...).
  • Menos pérdida de sangre, menor dolor, recuperación más rápida. Al seccionar menos cantidad de músculos, tendones o ligamentos, se controla mejor la pérdida de sangre durante la intervención de prótesis. El dolor postoperatorio es menor, y el proceso de cicatrización y la rehabilitación son más rápidos.
  • Mejor estabilidad de los componentes. Una prótesis está formada por dos piezas independientes que se sostienen gracias a los músculos y tendones que la rodean. Con la cirugía mínimamente invasiva, estas partes blandas sufren una menor agresión, por lo que pueden realizar mejor la función de soporte de los componentes protésicos.
  • Mejores resultados estéticos. El tamaño de la incisión (y por tanto, de la cicatriz), en una prótesis de cadera implantada por artroscopia (mini-incisión) es de unos 7 cm, frente a los 20 cm de las técnicas convencionales.

Por otro lado la cirugía mínimamente invasiva comporta también algunos inconvenientes con respecto a la cirugía convencional: el cirujano tiene una visualización más limitada, resulta más complicado orientar los componentes de la prótesis y requiere una experiencia mayor y un aprendizaje más prolongado en la técnica quirúrgica.

¿Todas las intervenciones en Cirugía Ortopédica se pueden hacer con técnicas mínimamente invasivas?

Teóricamente sí. Al ser una técnica reciente, su uso se extiende exponencialmente. Hasta la fecha los procedimientos más habituales que se realizan por técnicas mínimamente invasivas en la especialidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología son:

  • Cirugía de columna (extirpación de hernias)
  • Cirugía del pie (juanetes)
  • Artroscopia de hombro, de rodilla, de cadera, de tobillo, de muñeca, etc...)

Cirugía del Hallux Valgus (Juanete)

El hallux valgus, popularmente conocido como juanete, es una deformidad del dedo gordo del pie. Esta deformidad altera el funcionamiento normal del pie y puede producir dolor. Se produce con mayor frecuencia en mujeres.

Existen múltiples causas. Hay factores genéticos, pero la causa principal es el calzado, motivo por el cual el hallux valgus es más frecuente en mujeres. El primer consejo que damos a nuestros pacientes es calzarse con un zapato cómodo. El hallux valgus con frecuencia se asocia a deformidades en garra de los dedos y dolor sobre las cabezas de los metatarsianos centrales (metatarsalgia). Muchas veces es necesario plantear la cirugía no sólo como una corrección del “juanete”, sino como un tratamiento completo de todo el antepié.

Se aconseja realizar la intervención cuando hay dolor que no puede controlarse con calzado o plantillas adecuadas. Sin embargo, operar un hallux valgus sin dolor tan solo para “estrechar” el pie, puede tener un resultado poco satisfactorio. Los pies operados tienen menos flexibilidad en general, y algunos pacientes quieren seguir usando zapatos muy estrechos con tacón elevado.

¿Qué tipo de cirugía es la más aconsejable?   

Hay diversos tipos de cirugía para tratar el hallux valgus. En primer lugar, existen muchos tipos de deformidad del hallux y el antepié, cada uno precisará un tratamiento específico. También dependerá del especialista, sus preferencias y formación. El hallux valgus puede operarse con cirugía percutánea o con cirugía abierta. Tanto una como otra, tienen sus ventajas e inconvenientes

¿Qué es la cirugía percutánea?   

 

La cirugía percutánea, popularmente conocida como "cirugía con láser" (para mi gusto, un término desafortunado), se realiza mediante pequeñas incisiones con poco daño de las partes blandas. Se introduce un instrumental especial, con el que se eliminan las deformidades óseas y se realizan cortes en el hueso, de forma muy similar a la cirugía abierta. A diferencia de la cirugía abierta, no se suelen utilizar tornillos o placas para fijar las líneas de corte (osteotomías), ya que al mantener las partes blandas intactas, todo es más estable y basta con un vendaje para mantener la corrección de las osteotomías. Nosotros aconsejamos cirugía percutánea para deformidades leves o moderadas.

¿Cuál es el tiempo aproximado de ingreso?   

La cirugía del hallux valgus puede llevarse a cabo en unidades de cirugía ambulatoria sin ingreso. En caso de cirugía de hallux valgus compleja o en pacientes con enfermedades asociadas, puede ser necesario el ingreso hospitalario.

¿Qué se necesita para la cirugía?   

 

Para el día de la operación necesita un zapato quirúrgico con el que podrá caminar tras la cirugía. Así mismo, es conveniente traer unas muletas el día de la cirugía. El paciente debe llevar un vendaje inmovilizador durante 2-4 semanas y realizar curas periódicas por parte del cirujano que le operó. El vendaje es una pieza fundamental en el tratamiento, ya que inmoviliza las osteotomías realizadas en el hueso.

¿Cuál es la recuperación tras cirugía de hallux valgus?     

Se puede caminar el mismo día de la cirugía con un vendaje y con el zapato quirúrgico. Los puntos se retiran entre 2 y 3 semanas después de la cirugía dependiendo de la evolución de la cicatriz. La utilización de calzado cómodo/deportivo comienza tras retirar el vendaje. Según la complejidad del tratamiento realizado, el pie estará hinchado durante 2-4 meses.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?     

Cualquier intervención quirúrgica puede presentar complicaciones aunque su frecuencia es baja. La más común es la rigidez articular de los dedos, que precisa una larga rehabilitación en algunos casos. La infección superficial de las heridas también puede aparecer, pero el tratamiento suele ser simple. Nuestro largo recorrido en el campo de la cirugía de pie nos permite conocer las posibles complicaciones y evitarlas, minimizando el riesgo.

 

Responsabilidad Social Corporativa

Síguenos en las redes sociales

Por lo tanto los invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales donde podrán enterarse de nuestra actualidad y de información médica de interés.


Contactar

Hospital El Ángel:
951 955 400

C/ Corregidor Nicolás Isidro, 16. 29007 Málaga

Clínicas Rincón:
951 000 100

Avda. de la Torre, 24
Rincón de la Victoria
29730 Málaga