Hospital El Angel CITA 951 955 400  |  Clínicas Rincón CITA 951 000 100 Contactar

Tratamientos innovadores

Acido hialurónico

El Ácido Hialurónico (AH), forma parte del tejido conectivo (es un componente fundamental de la matriz extracelular) y del líquido sinovial (aumentando su viscosidad). La piel y el cartílago son dos tejidos ricos en ácido hialurónico y en ellos juega un papel importante. El AH juega un papel importante en los procesos de reparación de las heridas y agresiones en la piel.

El uso de AH en forma de inyecciones intraarticulares en pacientes con artrosis de rodilla (gonartrosis) recibió el nombre de viscosuplementación, y fue la primera indicación en Traumatología. La finalidad de este tratamiento es conseguir un efecto lubricante, mecánico y bioquímico en la articulación afectada de artrosis, obteniéndose un alivio, al menos parcial, de los síntomas dolorosos y una mejora de la función. El efecto no suele ser inmediato sino a largo plazo. Hay estudios en los que se ha demostrado su eficacia y seguridad, mejorando el dolor y la función, y retrasando en pacientes con artrosis severa de rodilla la implantación de una prótesis.

En los últimos años la infiltraciones con AH se han extendido a otras articulaciones, como el tobillo, la cadera, el hombro e incluso pequeñas articulaciones de la mano o la temporomandibular.

Actualmente existen también preparados orales de AH para el tratamiento de pacientes afectados con artrosis y enfermedades del cartílago articular. La eficacia no está completamente demostrada, los efectos secundarios no son relevantes.

Las inyecciones intraarticulares de Ácido Hialuronico son un tratamiento habitual en nuestra práctica clínica diaria. Utilizamos viscosuplementación en las articulaciones afectadas de cambios degenerativos, artrosis o condropatías. La rodilla es la articulación que con más frecuencia recibe este tratamiento, pero lo hacemos en tobillo, cadera, hombro, codo, muñeca, e incluso en articulaciones de la mano o el pie. También utilizamos el AH en infiltraciones junto a corticoides en pacientes con dolor de origen articular sin lesiones anatómicas importantes o en los que el tratamiento conservador no es útil.

Por último en muchas intervenciones por artroscopia, se está probando la infiltración con ácido hialurónico al terminar la cirugía, para acelerar la recuperación de las características del líquido articular.

En pacientes con síntomas leves y en todos los operados con alguna patología del cartílago pueden recomendarse suplementos orales de ácido hialurónico y condroprotectores como la condroitina y la glucosamina. Parecer ser eficaces en reducir síntomas inflamatorios y dolorosos, no está claro si van a reducir la evolución de la patología degenerativa.

En los pacientes con condropatía de rótula es más frecuente hacer varias infiltraciones, cada semana o cada dos semanas para ver la evolución y mejoría progresiva.

No suelen encontrarse reacciones adversas importante tras las infiltraciones con AH, aunque en algunos casos el paciente tiene dolor unas horas o días después de la inyección intraarticular.

            

Plasma rico en plaquetas (PRP)

El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP), se ha extendido recientemente en diferentes especialidades médicas en todo el mundo, aunque se describió hace más de veinte años en cirugía maxilofacial y odontología. Consiste en la aplicación de plasma autólogo con una concentración suprafisiológica de las plaquetas, que son activadas para que liberen los factores de crecimiento y sustancias activas de sus gránulos alfa. El objetivo de esta terapia es favorecer, estimular o iniciar el proceso de cicatrización, regeneración o curación del tejido dañado, aplicándose localmente de forma ambulatoria o bien como complemento a una técnica quirúrgica. En medicina y traumatología deportiva, donde siempre se buscan los tratamientos más novedosos, se ha acogido con gran esperanza para el tratamiento de múltiples patologías.

El plasma rico o enriquecido en plaquetas consiste en una muestra de sangre autóloga en la que la concentración de plaquetas es superior a la fisiológica. Las plaquetas poseen en sus gránulos alfa una gran cantidad de factores de crecimiento que son liberados localmente cuando son activadas. Entre los más importantes podemos destacar PDGF, TGF-β1, VEGF, FGF, EGF, Factor 4, Angiopoietinas y Endostatinas. Además el plasma posee HGF e IGF-1. También son sustancias de interés en la cascada de la reparación tisular la adenosina, histamina, serotonina y el calcio liberados de los gránulos densos. Todos ellos son moléculas que pueden estimular la curación de un tejido dañado, mediante procesos de angiogénesis, quimiotaxis, reclutamiento celular y estímulos para la diferenciación y proliferación celular o de la síntesis de la matriz extracelular.

La preparación consiste en la extracción de sangre del paciente, centrifugación de la muestra y separación de la fracción con plasma y concentrado de plaquetas. Siempre se separan las células rojas. Los leucocitos pueden o no estar incluidos, según la forma de preparación.

El preparado de PRP puede aplicarse como infiltración local, como infiltración intraarticular o como gel de fibrina rico en plaquetas, siendo esta última forma más sólida y más frecuentemente utilizada en quirófano.

Indicaciones

La terapia con PRP ha sido aplicada en Traumatología Deportiva a lesiones de todos los tejidos del aparato locomotor: hueso, ligamento, cartílago, músculo y tendón. Se aplican con frecuencia en las roturas de tendones, las tendinopatías crónicas, las lesiones musculares, las lesiones focales del cartílago, la artrosis, las lesiones de ligamentos y las fracturas y pseudoartrosis.

Los usos más comunes son las tendinopatías (tendón rotuliano, tendón de Aquiles, fascitis plantar, epicondilitis) y en artrosis de rodilla.

Es necesario aún un importante esfuerzo investigador para aclarar la indicaciones y optimizar el proceso de concentración de los factores de crecimiento, su dosificación y los intervalos de aplicación.

 

Responsabilidad Social Corporativa

Síguenos en las redes sociales

Por lo tanto los invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales donde podrán enterarse de nuestra actualidad y de información médica de interés.


Contactar

Hospital El Ángel:
951 955 400

C/ Corregidor Nicolás Isidro, 16. 29007 Málaga

Clínicas Rincón:
951 000 100

Avda. de la Torre, 24
Rincón de la Victoria
29730 Málaga